MALETA EQUIVOCADA

Se marchaba de New York a Londres, después de una larga gira por los EE.UU. Había comprado cosas banales que creía que no encontraría en España como: Bolsas de basura con cierre, cintas adhesivas especiales, jabón para el lavavajillas, sartenes antiadherentes etc. Como todos estos enseres ocupaban mucho, decidió ponerlos todos en una maleta y facturarla directamente a Barcelona, avisando a su hijo que la fuera a recoger al aeropuerto. Cuando ella llegó al hotel de Londres y abrió el equipaje, se encontró con bolsas de basura, jabón y sartenes. ¡Había facturado a Barcelona la maleta equivocada con los trajes de concierto, ropa y zapatos! Llamó enseguida a su hijo para comunicarle el error y para que le enviara a Londres, lo antes posible, la maleta de la ropa. Lo que ella no sabía es que, además, todo lo que había comprado en New York, lo podía comprar en Barcelona…