¿TENEIS NATAAA?

El hijo de Joaquín Achúcarro, Ramón, recuerda uno de tantos días en los que Alicia se quedó a comer en casa de sus padres: -“Yo recuerdo en casa, comiendo un día, su pasión por la sopa de fideos (y la historia de cómo de pequeña era un premio para cuando había estudiado bien). Pero eso no fue nada comparado con el momento de sacar los cafés y mi madre dijo -"¿Habéis quitado la nata de la leche?" Alicia puso los ojos como platos y preguntó emocionada: - "¿TENÉIS NATAAA?"
- "Pues sí, la leche nos la trae el lechero del pueblo..."
Pocas veces he visto a nadie disfrutar con pan con nata como disfrutó aquel día La Reina (así le llamábamos a Alicia toda la familia Achúcarro). Sacamos toda la nata de la leche que pudimos conseguir  y se la comió toda. - "Reina, te va a dar algo" (decía mi padre). "Huy...ñam... no sabes...ñam... esto está... riquí...ñam...simo..." y nos dijo que desde pequeñita no había vuelto a tomar la nata que se formaba al hervir la leche. Todavía no entendemos cómo pudo tocar el Mozart esa tarde…